Home

México D.F., Marzo 25, 2014.

“La prevención de riesgos comienza en casa”

Por: Grisel Rosas García para la materia de Temas actuales II – Impartida por la Maestra Ing. María Gutiérrez Aguilar

 GetAttachment

Imagen 1. http://www.estampas.com

Comúnmente pensamos que nuestro hogar es el lugar más seguro que existe para resguardarnos o ante la idea de un accidente pensamos “que algo así nunca nos podría ocurrir” por estas habituales ideas no es de nuestra prioridad buscar capacitación sobre primeros auxilios y aprender a actuar ante un siniestro.

A diario nos exponemos a un sin fin de peligros, al salir de casa enfrentamos factores de riesgo que no están bajo nuestro control, sin embargo en nuestros hogares y en la mayoría de nuestras actividades podemos prevenir eficientemente algunos de ellos.

A continuación se mencionan los incidentes más comunes en nuestra vida diaria y la manera correcta de afrontarlos:

Atragantamiento: Es la obstrucción de aire debido al bloqueo de las vías respiratorias parcial o totalmente con un objeto. Tratamiento: Debemos indicar a la víctima que tosa profundamente para poder expulsar el objeto sí la operación es fallida; en caso de ser un niño inclinémoslo boca abajo y golpeemos su espalda moderadamente. En el caso de un adulto posicionémonos detrás de él y realicemos la técnica Heimlich. En ambos casos es necesario se acuda con el médico posterior al incidente. Medidas de prevención: Evitar que niños jueguen con objetos pequeños o jueguen mientras comen; en adultos evitar reír y hablar mientras se coma.

Desmayo. Ocurre cuando muy poco oxígeno llega al cerebro, es decir el cerbero no funciona adecuadamente, en este momento debemos colocar a la víctima con los pies hacia arriba para que poco a poco la sangre circule nuevamente y el cerebro se recupere. Un desmayo normal no excede los 2 minutos, en caso contrario, llamemos a servicios médicos. Nunca debemos dar a la víctima remedios caseros a inhalar, ya que podemos causar quemaduras en las vías respiratorias.

Epilepsia. Es una enfermedad del sistema nervioso, que comúnmente presenta actividad eléctrica anormal en la corteza cerebral y provoca ataques y movimientos violentos del cuerpo e incluso pérdida del conocimiento lo que debemos hacer es dejar qué la crisis de la persona pase por si sola y nunca interferir, ya que podemos lastimarla, debemos colocar una almohada en la cabeza y colocar al paciente en forma de seguridad del lado contrario del corazón, usar un abate lenguas y nunca colocar objetos duros dentro de su boca.

Heridas. Son el resultado de una agresión a la piel. Se clasifican en: Contusas, las cuales se generan con un golpe simple; las cortantes que son ocasionadas por un cuchillo, tijeras o navajas y cortan la piel; de abrasión, generalmente son los raspones más comunes y finalmente las avulsiones que pueden llegar hasta el desprendimiento de piel. En caso de encontrarnos ante esta última, debemos catalogar el grado de emergencia e incluso sí es necesario acudir al servicio médico.

Hemorragias en nariz. En caso de presentarse, nunca debemos inclinar nuestra cabeza hacia atrás ya que esto puede traer consigo asfixia ocasionado por el exceso de sangre.

Lo ideal es agacharse y sonarse fuertemente la nariz hasta que pare de fluir, en caso de no ser así, coloquemos un pequeño trapo por dentro de la boca en el labio superior, mismo que obstaculizara el flujo sanguíneo.

Finalmente clasificamos las quemaduras en 1ero, 2do y 3er grado. En el 1er grado tenemos únicamente enrojecimiento en piel y la quemaduras pueden ser tratadas con pomadas para hidratar la piel. Las quemaduras de 2do grado son reconocidas por el aparecimiento de ámpulas que son una manera en que el cuerpo se rehabilita, es por ello que nunca deben ser retiradas, su tratamiento va desde pomadas hasta el uso de antihistamínicos. Las quemaduras de 3er grado abarcan todo el tejido de piel e incluso el hueso, en este caso su atención debe ser por un profesional.

GetAttachment

Estos solo son algunos ejemplos de incidentes que usualmente se presentan y que nos toman desprevenidos, mismos que pueden ser evitados con la información adecuada.

Es altamente recomendable siempre contar con un plan de emergencias familiar así como con los números principales de rescate. Entre más informados y comunicados estemos tendremos un hogar más seguro.

Artículo de edición propia con base en la conferencia del pasado 29 de marzo impartida dentro de las instalaciones del Auditorio UVM Campus Roma, con la participación especial del Lic. Jorge Peña Cruz, especialista en Protección Civil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s