Home

Sábado15 de marzo de 2014

Artículo realizado por Fernando Ávila Salazar, Luis Alberto García Martínez, Cinthya López Xolalpa

En búsqueda de la identidad del administrador.

20140315_094600

Cuatro distintos puntos de vista que intentan crear una identidad para el administrador.

De las distintas carreras universitarias que conocemos, podemos percibir que las actividades que realiza cada profesionista están muy bien definidas. Un profesor mencionaba que los administradores tienen conocimientos de casi todas las áreas, pero que realmente no son especialistas en nada, hasta que toman un diplomado o una maestría que les permita enfocarse en un área específica. De acuerdo con esto, se puede decir que han creado una imagen con la especialidad que cursaron, pero los administradores recién egresados, no poseen una identidad que los distinga de otros administradores.

Ante esto, surgen las preguntas: ¿cuál es la identidad de un administrador? ¿Qué imagen debe proyectar? ¿Qué características debe poseer? ¿Qué habilidades debe desarrollar?

Hablemos, por ejemplo, de un estudiante de medicina, que se convertirá en médico, y de un estudiante de leyes que se convertirá en abogado. Si vemos a un estudiante de medicina con una bata blanca, podemos deducir que se trata de un médico que puede desarrollarse en las distintas ramas de la medicina, aunque apenas esté cursando su primer semestre. El mismo caso aplica para un estudiante de leyes: si lo vemos vestido de traje dentro de un tribunal, deducimos que se trata de un abogado, aunque también sea estudiante de los primeros semestres de la carrera. Sin embargo, un administrador no tiene una imagen como las que acabamos de mencionar, es por eso que se organizó una mesa redonda titulada “En búsqueda de la identidad del administrador”, cuyo objetivo era encontrar ciertas características que pudieran ser propias de un administrador, forjando así una identidad que pudiera distinguirlo de otras profesiones.

En el evento, que tuvo lugar en la Universidad del Valle de México, Campus Roma, participaron cuatro invitados con distintos puntos de vista, pero que tenían algo en común: la administración como eje rector en sus vidas laborales. Ellos son Fermín Álvarez; Omar Vargas; Osvaldo Ramírez; y Suhail Torga.

La mesa redonda fue un ejercicio realmente interesante, ya que generó participación emanada de la experiencia de los cuatro participantes, a pesar de los distintos ámbitos en los que se desarrollan diariamente. El moderador realizó alrededor de diez preguntas en las que los cuatro ponentes expresaron sus ideas y puntos de vista con la intención de obtener información útil proveniente de personas que, de alguna u otra manera, han llevado a cabo el proceso administrativo en las distintas funciones que realizan diariamente.

Para comenzar, se abrió la mesa redonda intentando visualizar un panorama general de la imagen de los administradores que hoy en día se desempeñan en sus labores, es decir, ¿qué es un administrador? ¿Cuál es el rol de un administrador? De manera general, los invitados coincidieron que el rol de un administrador es “hacer que las cosas sucedan”. Un administrador puede coordinar personal, puede estar en el área de ventas, puede manejar el área de recursos materiales, pero su función principal es aprovechar y maximizar los recursos de los que dispone para tratar de alcanzar el objetivo establecido por la empresa u organización para la que labora.

Se mencionaron tres habilidades principales que proporcionan resultados satisfactorios, pero se deben manejar de acuerdo con las habilidades y conocimientos que poseen los subordinados: habilidad técnica, o de conocimientos propios de la operación; habilidad humana, o el discernimiento de saber qué cosa trabajar con quién; y la habilidad conceptual, o la capacidad de visión. Los participantes concluyeron que eran más importantes dos de ellas: la habilidad conceptual y la habilidad humana, ya que con estos dos como base, puede desarrollarse la habilidad técnica con mejores resultados. Es importante contar la visión del qué hacer, de cómo hacerlo y además saber enrolar a las personas adecuadas para llevar a cabo las tareas asignadas. En dado caso de tener un equipo preestablecido, hay que saber coordinarlo adecuadamente para generar participación y entusiasmo en el alcance de los objetivos de la empresa para la que se labora.

En relación con la teoría y la práctica, se habló de la importancia que debe dársele a cada uno, o de crear una conexión entre estos dos conceptos. La respuesta fue casi unánime entre los cuatro ponentes: la práctica es la verdadera maestra. La teoría sólo es la acumulación de la información. En la práctica, esa información se convierte en verdadero conocimiento. La práctica diaria produce una mejora continua y las bases teóricas depuran y perfeccionan esa práctica.

También se estableció una decisión unánime ante las diferencias de opinión que pueden surgir con nuestros directivos. Nuestras ideas pueden diferir de las políticas y procedimientos para lograr los objetivos de la empresa e incluso de nuestros superiores. Sin embargo, ante una situación de diferentes opiniones, lo mejor es alinearse a la visión de nuestros jefes y cumplir el objetivo final. Esto debe ser prioritario, incluso al defender nuestra propia razón.

En cuanto al liderazgo, se mencionó si debe ir ligado al proceso administrativo o son conceptos totalmente distantes. En este punto las opiniones fueron encontradas. Algunos de los ponentes defendían que no era necesario el liderazgo, dado que hay administradores que simplemente organizan los bienes y los recursos materiales, sin que ello implique liderar grupos. Otros decían que el liderazgo es innato y forma parte de la personalidad de ciertas personas. Dijeron que era indispensable un nivel equilibrado de congruencia para pedirle al equipo lo mismo que el líder estuviera dispuesto a ofrecer.

En la pregunta sobre el manejo de los errores, fue muy interesante la respuesta. Todos concluyeron que, si se presentan fallas, hay que enfrentarlas tomando decisiones a tiempo y resolverlas de manera clara y contundente. Inclusive hubo quien manejó que no existen los errores, sino resultados distintos a los esperados. Los errores son situaciones que todos atravesamos pero, al igual que la teoría y la práctica, obtenemos experiencia de ellos, por lo que no deben considerarse como errores.

En el tema de educación continua y actualización de conocimientos, se estableció que hay que mejorar el trabajo propio. Se compartió la idea de que es indispensable una mejora continua en cuanto a conocimientos, estar constantemente en actualización y aprender nuevas habilidades para lograr resultados diferentes, que permitan a la empresa desarrollarse en conjunto con sus colaboradores para una mejor calidad de vida.

Estos distintos puntos de vista nos permitieron conocer diferentes cualidades, habilidades y técnicas que, en base a su experiencia, nos pueden ser útiles para el mercado laboral cada vez más competitivo.

La conclusión de la mesa redonda cumplió el objetivo. La identidad es una característica personal y la imagen de un administrador debe crearse en base a nuestras creencias, valores y formación académica. Debe basarse en altos estándares de servicio, mejora continua, enfoque centrado y liderazgo adecuado. Esta combinación permite a cualquier profesionista desarrollarse competitivamente y colocarse a la vanguardia frente a la globalización mundial, utilizando y mejorando las cualidades distintivas de cada persona.

Información tomada de la mesa redonda “En búsqueda de la identidad del administrador” impartida en el auditorio de la Universidad del Valle de México Campus Roma, que tuvo como invitados a cuatro participantes

Fermín Álvarez.

Egresado UAM, licenciatura en administración, maestría en administración de Instituciones de Salud Universidad La Salle.

Omar Vargas.

Diplomado ventas “Dynamic Sales Results”, cursando actualmente licenciatura en administración de negocios en UTEL.

Suhail Torga.

Egresado de la Universidad de Pennsylvania (UPENN), EUA, licenciatura en ingeniería biomédica.

Osvaldo Ramírez.

Egresado ITESM Santa Fe, licenciatura en negocios internacionales, empresario, inversionista, columnista y consultor en inteligencia financiera.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s