Home

México D.F A 31 de octubre del 2013

El escenario de China como la superpotencia emergente

En los años 90’s China fue una incubadora de proyectos económicos sustancialmente poderosos para posicionarla  como líder Global. ¿Qué ingredientes participan en el éxito para esta superpotencia?

Autores: María Fernanda Vázquez Zamarripa,Grisel Rosas García, Jessica Galván Rodríguez

fer

Hace no más de veinte años el mundo globalizado no contemplaba en su radar a la apaciguada República Popular de China, sin embargo, el día de hoy vemos el emergente poder económico que la posiciona como punto de referencia comercial en el mundo.

Con 1,400 millones de habitantes, pragmáticos y directos al objetivo con las bases sólidas que les da la religión de sincretismo (budismo, y taoísmo), un gobierno de partido único socialista, su historia y tradiciones, conforman la personalidad que ha forjado a este país desde la China antigua hasta la moderna.

¿Cuál es el modelo que los impulsa al éxito obtenido?

La variable esencial que define el éxito o el fracaso de un país en el escenario económico es la visión estratégica y capacidad de función del poder político que rige la nación.

El comienzo de la transformación de la China Antigua a la moderna fue posible gracias a importantes reformas económicas y a la apertura general de la economía global.

imagen 3

A principios de los 90’s se llevaron a cabo cambios importantes en el sector agrícola, los impuestos y menores restricciones  comerciales para los productores mientras que a la par  los precios de las mercancías aumentaron dejando así las ganancias en manos de los hogares y no del Gobierno.

Resultado de estos cambios se incrementó la demanda, la inversión y el ahorro; ante el éxito logrado el Gobierno decidió adoptar las mismas medidas a otros sectores como el industrial.

 Para llegar a ser una superpotencia emergente China tuvo que reconsiderar gradualmente la entrada  de capital extranjero como fuente de inversión en empresas nacionales, sin embargo, en un inicio la entrada de empresas extranjeras estuvo restringida a determinados sectores económicos y la legislación local era rigurosa.

Por otra parte, la población tenía dificultades para aceptar productos extranjeros que sustituyeran o complementaran a los locales ya que al ser conservadores en usos y costumbres les hace un público difícil de satisfacer.

La apertura del mercado interno se dio a principios del 2000, con una población más habituada al cambio comercial y menos conservadora. Esto ha permitido que cada vez sean más las empresas que se aventuran a la conquista del mercado Chino con sus productos o servicios, conociendo que se pueden ganar de 1 a 1,400 millones de consumidores, lo cual representa una cifra bastante atractiva.

Las exportaciones e importaciones crecieron un 300 y 318 por ciento respectivamente, para esta superpotencia el establecer relaciones comerciales  con los demás países   exportando productos y servicios ha sido un gran negocio debido a la calidad y principalmente a los bajos costos. El negocio para el resto del mundo es poder entrar al mercado chino, exportando o estableciendo formalmente el negocio en el país oriental, de esta manera se tiene acceso a un comercio rentable.

imagen 4 

¿Qué sigue para China como superpotencia?

Sin duda la apreciación exterior sobre el rumbo de China en los próximos años depende de la evolución de cuatro factores principales:

  •  Sus decisiones en materia de política exterior, energética y de acceso a las materias primas, continuando abriendo brecha con su Modelo de Economía en el Mercado.
  •  El grado de agresividad de sus multinacionales en el mercado global a través de la OMC.
  •  La identidad de su política en materia de defensa, donde actualmente desarrollan en las armas anti-satélite, las comunicaciones, los misiles, etc.
  •  La moderación o agresividad de su política global expresada en términos de cooperación o no con terceros, en especial en situaciones de crisis, tal cual es el caso actual con E.U.A. y su apoyo financiero.

A decir verdad, el comercio exterior ha sido la catapulta del éxito de China, poniéndola como modelo de producción y manufactura a un bajo costo y eficiente en el mundo. Es por ello que las empresas, sin importar su tamaño, buscan establecer relaciones comerciales con China teniendo como objetivo reducir sus costos e incrementar sus utilidades

Es el intercambio comercial que ha llevado a China a posicionarse como la superpotencia emergente de Asia, de la cual todos los empresarios que quieran hacer negocios con el país oriental puedan beneficiarse de la derrama económica que genera; basta acercarse a conocer su cultura, modelo de negocios, ambición y disciplina para lograr obtener resultados en tan poco tiempo.

Fuentes:

Ríos, Xulio, Mercado y control político en China, Los libros de la Catarata, Madrid.

www.cnnexpansion.com

www.eleconomista.com.mx

Este artículo está basado en la ponencia “ La mercadotecnia: desde un punto de vista cultural de los chinos” de la Mtra. María Gutiérrez Aguilar, Ingeniería Industrial en la UNAM, Maestría en Negocios Internacionales, Consultora por más de 26 años en Desarrollo Organizacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s