Home

martes 9 de julio de 2012

Por: Karib Cabello Palacios y Jaime Ramos Garcia

Cada vez se hace más claro para todos que China es uno de los actores más relevantes en cuestiones de economía y política mundial, por lo tanto cualquier negocio que busque trascender tendrá que analizar el alcance del poder asiático en cuanto a tecnología, energía alternativa renovable, transportación y producción, si es que desea ser competitivo ahora y en el futuro.

Ejemplo de este poder es que en los últimos 10 años China ha logrado cuadriplicar su PIB, pasando a ser la segunda economía del mundo, rozándole los talones a Estados Unidos con un futuro muy prometedor.

Actualmente China es el segundo socio comercial de México a nivel global y México es el segundo socio más importante que tiene en América Latina, al parecer el segundo dato nos parece más familiar, haciendo a un lado la piratería, la mayoría de las cosas que utilizamos todos los días desde ropa hasta algún electrodoméstico trae la famosa frase de “Made in China”, símbolo del poder económico del país asiático en el mundo.

karib 1

karib 2

Con las visitas que han tenido los presidentes de China a América Latina, surge la duda de ¿Porqué han aumentado las negociaciones con estos países? cuando en el pasado había sido relativamente aislada su interacción con el occidente, una posible respuesta es el atractivo de América Latina en cuanto a la búsqueda de mercados de bienes y servicios con acceso a materias primas como: metales, petróleo, minerales y alimentos, viendo a América Latina como alguna vez se vio a África.

Pero, ¿estas negociaciones  beneficiarán o  perjudicarán a  América Latina?, es la gran pregunta que todos nos hacemos, y es que China arrastra muchos estigmas negativos y algunas de las respuestas que surgen indican que el desarrollo mercantilista con cualquier país de América Latina no permitirá un codesarrollo, sino una dependencia hacia el capital y mercados chinos, perjudicando fuertemente la posición económica del occidente.

Este pesimismo se basa en lo vivido a partir de que en el 2001 cuando se da la incorporación de China a la Organización Mundial de Comercio ya que por un lado duplicó su comercio, pero trajo consigo disputas comerciales con otros países, en donde 1 de cada 6 juicios de antidumping es en contra de China.

karib 3

Aunado a eso el índice de las Naciones Unidas para calcular el desarrollo humano en cada país coloca a China en el número 101, detrás de Perú, Belice y República Dominicana con una alta tasa de corrupción, distinguiendo a China como principal prestamista de Estados Unidos.

Es importante que para que se pueda ver con “mejores ojos” a China como líder mundial y se de la total apertura comercial con América Latina, primero tendrá que resolver problemas internos sobre temas sociales, como el respeto de los derechos humanos, la libertad de expresión, la transparencia de información y la división social existente entre el campo y la ciudad urbana.

Fuentes: bancomundial.org / rt.com / forbes.com.mx /

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s